Si alguien se pregunta qué catarata es la más grande del mundo primero debería definir qué entiende por «grande». ¿La que tiene caída más alta? ¿La más caudalosa? ¿La más ancha?

Para no quedarnos con las dudas, pues, vamos a intentar responder a todas las cuestiones relativas a «grande» para que de una vez por todas nos quede claro dónde están las cataratas más grandes del mundo.

Por su caída vertical

Cataratas Victoria

Las Cataratas Victoria, situadas en la frontera de Zambia y Zimbabue, constituyen un salto de agua del río Zambeze.

Están ubicadas en el distrito de Livingstone, en la Provincia del Sur, de Zambia y en el distrito de Hwange, en la región de Mashonalandia Occidental, de Zimbabue.

Sobre las cataratas se encuentra el puente de las Cataratas Victoria, un antiguo arco de acero terminado en 1905.

Las cataratas tienen una anchura aproximada de 1,7 km y 108 m de alto. Se consideran un espectáculo extraordinario debido al estrecho y raro abismo en que el agua cae.

David Livingstone, el misionero y explorador escocés, visitó la cascada en 1855 y las bautizó con el nombre de la reina Victoria, aunque son conocidas localmente como Mosi-oa-Tunya, el humo que truena. La cascada forma parte de dos parques nacionales, Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya en Zambia y el Parque Nacional de las Cataratas Victoria en Zimbabue, y son una de las mayores atracciones turísticas del África austral.

Las cataratas Victoria fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el año 1989, protegiendo un área de 8.780 ha.

Desde 2010, están integradas dentro del Área de Conservación Kavango-Zambeze.

Las cataratas Victoria están formadas por la caída en picado en una sola vertical de una cima de entre 60 y 120 m de ancho, esculpida por sus aguas a lo largo de una meseta de basalto.

La profundidad de la cima, llamada Primera garganta, varía entre los 80 m en su parte más occidental hasta los 108 m en el centro.

La única salida de la Primera garganta es un espacio de 110 m de ancho a unas dos terceras partes del paso a lo largo de la anchura de las cataratas desde la parte oeste, a través de la cual todo el volumen del río cae en las gargantas de las cataratas Victoria.

La meseta por la que discurre el río Zambeze experimenta una estación lluviosa desde finales de noviembre hasta principios de abril; y una estación seca el resto del año. La inundación anual tiene lugar entre febrero y mayo con un pico en abril. El agua pulverizada de las cascadas llega a alcanzar los 400 metros e incluso los 800 dependiendo de la estación.

No obstante, durante el periodo de inundaciones no es posible ver el pie de la cascada ni tampoco parte de la cortina de la catarata, además los paseos a lo largo del acantilado resultan ser una ducha constante debido a la abundante agua vaporizada. Cerca del borde del acantilado, el vapor de agua sube como una lluvia invertida, especialmente en el borde de Zambia.

Según va entrando la estación seca, las cimas se hacen más anchas y numerosas, desde septiembre a enero más de la mitad de la cara de las cataratas puede llegar a quedarse seca y se puede observar la Primera garganta en casi toda su longitud. En esta estación resulta posible —aunque no necesariamente seguro— caminar a lo largo de algunos de los tramos de las crestas del río.

También, es posible caminar desde la parte inferior de la Primera garganta hasta la parte de Zimbabue. El menor caudal sucede en noviembre, y es una décima parte del de abril; esta variación de caudal también es mayor que en otras grandes cascadas y hace que la media anual de caudal de las Victoria sea menor de lo esperado si se compara con la máxima.

El tamaño de las cataratas Victoria es casi el doble que las cataratas del Niágara, y más de dos veces el tamaño de las Horseshoe. Sólo rivalizan con las cataratas del Iguazú en Argentina y Brasil.

 

Por Volumen Anual

Cataratas de Inga

Las cataratas [de] Inga son una zona de rápidos en el río Congo donde cae 96 m en un tramo de 15 km, localizadas a unos 40 km de la ciudad de Matadi, en la República Democrática del Congo.

Las cataratas Inga forman parte de un grupo de rápidos más grande (las cataratas Livingstone se encuentran cerca de la parte inferior de estas cataratas). Las cataratas se han formado en una curva del río Congo, donde el ancho del río varía de más de 4 km a unos meros 260 m.​ Con un caudal medio de 42 476 m³/s podría decirse que es la catarata más grande del mundo,​ aunque las cataratas Inga no sean una verdadera cascada. Su volumen máximo registrado es de 70 793 m³/s.

En las cataratas Inga se han construido dos grandes presas hidroeléctricas, llamadas Inga I e Inga II, así como hay en proyecto dos presas más, Inga III y la Gran Presa Inga (Grand Inga Dam), que sería, por producción de energía, la más grande en el mundo.​

 

Por Aventura

Cataratas de Khone

Cataratas Khone Phapheng o bien Cataratas de Khone y Pha Pheng es una cascada situada en la provincia de Champasak en el río Mekong al sur del país asiático de Laos,​ cerca de la frontera con Camboya. Las Cataratas Khone son las más grandes en el sureste de Asia y constituyen la razón principal de que el Mekong no es completamente navegable en China. Las cataratas se caracterizan por sus miles de islas y canales innumerables, recibiendo la zona el nombre de «Si Phan Don» o «Las 4.000 islas».

La más alta llega a caer unos 21 metros (69 pies), la sucesión de rápidos se extiende 9,7 kilómetros (6,0 millas) sobre la longitud del río.

Por altura

Cascada Tugela

El salto del Tugela o cascada Tugela (Tugela Falls) es un gran salto de agua localizado en Sudáfrica, en el río Tugela y es la segunda cascada más alta del mundo. El salto total -que pasa por cinco caídas- es de 947 metros (3.110 pies). Está ubicado en los Drakensberg (montañas del Dragón) en el Parque Nacional Natal Real en la provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Es fácilmente visible luego de una densa lluvia desde el camino principal del paseo en el parque, que reluce por la reflexión del sol a última hora de la tarde.

La fuente del río Tugela (Zulú para ‘repentino’) está en el Mont-Aux-Sources a varios kilómetros de la escarpa por la que el salto cae. El agua es pura y segura para beber aguas arriba de las caídas.

 

Salto del Ángel

El Salto Ángel es la cascada de agua más alta del mundo, con una altura de 979 m (807 m de caída ininterrumpida), originada en el Auyantepuy. Se localiza en el Parque Nacional Canaima, Bolívar, Venezuela; un espacio natural protegido, establecido como parque nacional el 12 de junio de 1962 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994 que se extiende sobre un área de más de 30.000 km² (similar a la extensión territorial de Bélgica), hasta la frontera con Brasil y el territorio del Esequibo (actualmente en reclamación)

El Salto Ángel es una de las mayores atracciones turísticas de Venezuela, pero incluso en la actualidad, un viaje a las cataratas no es un asunto simple, debido a que la zona se encuentra aislada por la espesa selva y los tepuyes hacen peligrosa la navegación aérea. Se puede llegar a la región mediante un vuelo en avioneta desde Caracas o Ciudad Bolívar, para llegar a un campamento en Canaima. Otros turistas prefieren llegar a las cataratas por medios más naturales, cruzando la selva por las vías acuáticas, hasta llegar a la base del salto.

El Salto Ángel también es conocido erróneamente como Churún-Merú (cuando lo correcto es Kerepakupai Vená, río que da origen al salto y ramificación del Río Churún), nombre que corresponde en realidad a otra catarata que se encuentra en el mismo Tepuy, de unos 400 m de altura.

En Santa Elena de Uairén, Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar hay operadores turísticos que realizan excursiones por tierra, agua y aire (en avioneta o helicóptero), para observar el Auyantepuy y sus numerosos saltos de agua. Las excursiones por tierra y agua se realizan desde el campamento Canaima y duran unas 13 horas.

Los viajes al Salto Ángel tienen lugar de junio a diciembre, cuando los ríos tienen la profundidad suficiente para soportar las curiaras de madera (canoas) utilizadas por los indígenas de etnia pemón. Durante la estación seca (de diciembre a marzo) hay menos caudal de agua que lo que se aprecia en algunas fotos. El escurridizo salto no puede ser visto en días nublados, por lo que los visitantes no tienen ninguna garantía de poder verlo en su plenitud.

 
Entradas similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *